3.1 ¿Qué es un distribuidor de libros?

sankirtana-4

Sri Chaitanya Mahaprabhu hizo Su advenimiento hace quinientos años, pero no puede decirse que la potencia del maha-mantra Hare Krishna sea ahora menor que cuando Él estaba presente. Por escuchar a Sri Chaitanya Mahaprabhu a través del sistema de parampara, podemos purificarnos… No todos podemos ver a Krishna o a Sri Krishna Chaitanya Mahaprabhu físicamente, pero, si escuchamos acerca de Él mediante libros como el Sri Chaitanya-caritamrita y mediante el sistema de parampara de vaishnavas puros, no habrá dificultad alguna en que lleguemos a ser vaishnavas puros, libres de deseos mundanos y de motivaciones personales.
(Sri Chaitanya-charitamrita, Madhya-lila 17.51, significado)

Existen los gostyanandi y los bhajananandi. Al bhajananandi solo le preocupa su propio bienestar, o piensa que no es suficientemente competente para predicar. Por eso no predica. Sva-vimukti-kama: mi único interés es mi propia salvación. «Métete en tus asuntos». En la otra etapa, el devoto corre cualquier riesgo al predicar para el beneficio de toda la sociedad humana. Se llama gostyanandi y aumenta el número de devotos. Krishna le prefiere a él. El Bhagavad-gita dice, ya idam paramam guhyam mad-bhaktesv abhidhasyati: «Aquel que se ocupa en predicar esta ciencia confidencial es muy querido por Mí». Si quieren ser reconocidos por Krishna rápidamente, deben predicar la conciencia de Krishna. Aunque no se haga de manera perfecta —como son sinceros, cualquier capacidad que tengan, si predican, Krishna se sentirá muy satisfecho. Lo he visto en la práctica. El periódico de mi guru maharaja, Dayinika Nadiya Prakash, se publicaba cada día, tal como yo publiqué más tarde Back to Godhead; y si un simple brahmachari iba a Navadvipa y vendía algunas copias, a una paisa la copia, mi guru maharaja lo consideraba una gran labor de prédica: «Oh, ¿has vendido cinco copias? ¡Muy bien!».

Como las personas son tan reacias —no están para nada interesadas en la conciencia de Krishna— nos alegramos mucho cuando vemos que algunos de nuestros libros se venden. Ellas los leerán y se verán beneficiadas. Esta es la misión de un vaishnava de primera clase —saber predicar la conciencia de Krishna entre la humanidad sufriente. Este es el significado de este verso [Bhag. 7.9.44] pronunciado por Prahlada Maharaja, y nosotros estamos siguiendo sus pasos. No importa si se hace de manera imperfecta —debemos llevar a cabo las órdenes de Chaitanya Mahaprabhu: yare dekha, tare kaha ‘krsna’-upadesa. Tal vez no sea experto en entregar el mensaje de Krishna, pero es mi deber hacer todo lo posible para distribuir este conocimiento a la humanidad.
(Clase, 26 de marzo de 1976)

Los predicadores prestan el mejor servicio

Hemos de aprender a ser tolerantes a pesar de experimentar cierto sufrimiento. Esto se llama titikshava. Simultáneamente, tienen que volverse karunikah, compasivos con las almas caídas. Deben ir de país en país, de pueblo en pueblo, de ciudad en ciudad, de aldea en aldea, para instruir a todos de volverse conscientes de Krishna. Este es el deber del sadhu. Los que predican son mejores sadhus que los que se van a los Himalayas. Aquel que se va a los Himalayas para su beneficio personal es bueno, pero quienes predican y se enfrentan a diversos elementos adversos son mejores. Están luchando por Su causa porque son más compasivos. El sadhu que va a los Himalayas y se sienta en un lugar retirado para que no le moleste ningún asadhu, no devoto, también es bueno —pero le motiva el interés personal. Los sadhus que no van a los Himalayas y dejan atrás una vida fácil en Vrindavan para enfrentarse al mundo, son mejores. Esta es la opinión de Krishna: ya idam paramam guhyam mad-bhaktesv abhidhasyati na cha tasman manusyesu kaschin me priya-krittamah. Sobre aquellos que predican el mensaje del Bhagavad-gita y se enfrentan a muchas dificultades —Krishna dice: «No hay nadie más querido por Mí que él». Si quieren ser reconocidos por Krishna rápidamente, cada uno de ustedes ha de convertirse en un predicador de la conciencia de Krishna. Es un movimiento muy importante. Debemos llevarlo a cabo de forma muy seria e intentar difundirlo por el mundo entero. Ese es el mejor servicio a la sociedad humana.
(Clase, 24 de noviembre de 1974)

Cuando tu estómago recibe comida nutritiva y está libre de cualquier disturbio, puedes mantener una buena salud. Y si riegas un árbol por la raíz, entonces automáticamente cuidas de las ramas, hojas y flores. Por lo tanto, si cuidas a Krishna, automáticamente estás realizando el mejor servicio a los demás. Estos jóvenes realizan sankirtana porque son conscientes de Krishna. No están sentados en el templo sin hacer nada. Salen a predicar esta filosofía para que los demás se beneficien. Una persona consciente de Krishna no puede sentarse sin hacer nada. Ella piensa: «Esta filosofía de vida es muy buena —¿por qué no habría de distribuirse?». Esa es su misión. Un yogi tal vez se sienta satisfecho con su propia elevación en la vida trascendental; se trata de su interés personal. Pero un devoto no se siente satisfecho simplemente elevándose a sí mismo. Nosotros expresamos nuestro respeto por los vaishnavas: vañcha-kalpa-tarubhyas cha kripa-sindhubhya eva cha patitanam pavanebhyo vaishnavebhyo namo namah. El devoto es muy compasivo con las almas condicionadas. Kripa significa «misericordia» y sindhu «océano». El devoto es un océano de misericordia. Él quiere distribuir la misericordia. Como Jesucristo —él era consciente de Dios, consciente de Krishna, pero no estaba satisfecho consigo mismo. Si hubiera practicado su conciencia de Dios solo, no habría terminado crucificado. Pero él quería cuidar de los demás también y hacerles conscientes de Dios, conscientes de Krishna. El rey se lo prohibió, pero él arriesgó su vida y continuó. Esa es la naturaleza de un devoto. Por eso el predicador es el devoto más querido del Señor. Ellos salen, ellos predican, ellos se enfrentan a elementos adversos, a veces son desafiados, a veces se decepcionan, a veces consiguen convencer a los demás. Hay tres tipos de devotos. Pero la tarea de predicar la conciencia de Krishna es el mejor servicio al Señor, porque se trata de intentar elevar a las personas al estándar más elevado de autorrealización a pesar de los obstáculos. Aquel que ve esto, aquel que se encuentra en el trance de la autorrealización, no puede sentarse sin hacer nada. Debe salir.
(Clase, 18 de febrero de 1969)

Puedes irte al bosque. Depende de tu interés. Pero intentar distribuir el nombre de Krishna es el trabajo más valioso. Krishna también quiere que te intereses por los demás. Ese es el mejor servicio. Es como un soldado que es patriota y un hombre que es patriota. El soldado va más allá y lucha por su país —su servicio es superior porque se enfrenta a muchos peligros por su país. Por eso, durante los tiempos de guerra, el gobierno cuida primero de los soldados y el suministro de alimentos de los ciudadanos se controla. Pero el suministro de alimentos de un soldado nunca se controla, porque él está realizando un servicio superior al estado. Entonces puedes ir al bosque para tu propio beneficio. Eso también es bueno. Pero es mejor difundir el nombre de Krishna. Esto Le complacerá. Na cha tasman manusyesu kaschin me priya-krittamah: aquellos que predican reciben el reconocimiento de Krishna. «No hay nadie que sea más querido por Mí que aquel que predica». Aquellos que paran de predicar y deciden imitar a los bhajananandis —no hacen muy bien. ¿Cuándo lograrán avanzar? Se va al bosque y piensa en mujeres y dinero. ¿Para qué? Sus acciones lo demostrarán. Hará todo de forma caprichosa; descansar, dormir. Krishna sabe todo. No es posible engañar a Krishna yéndose al bosque. Tus enemigos, tus sentidos, van contigo. No puedes escaparte de ellos. Te obligarán a realizar actividades materiales. Así pues, ¿de qué sirve irse al bosque? Solo se trata de un espectáculo sin valor.
(Conversación, 19 de enero de 1974)

Realizaciones

Rohinisuta Dasa: El distribuidor de libros ha de ser trascendental todo el tiempo. Tiene cualidades brahmínicas. Es culto, religioso, limpio, regulado —samo damas tapah saucham. Y posee algunas cualidades ksatriya —determinado, en ocasiones un poco agresivo para hacer que las personas se lleven los libros. Y un devoto de sankirtana debe comportarse un poco como un vendedor, y tiene que ser práctico. Pero eso no significa que él pertenece a todas estas categorías. Él es trascendental. Ejecuta estas actividades para complacer a Krishna.

Nirguna Dasa: Ser un distribuidor de libros significa, antes que nada, entender la misión de la distribución de libros —su importancia— y entregarse a esa misión. Significa aprovechar cada oportunidad para distribuir libros y esforzarse para perfeccionar el servicio. Significa estar atento a los detalles, ser regulado, descansar, levantarse temprano, practicar sadhana, cantar, orar, comer, estudiar —todo lo relacionado al servicio. Significa poseer cualidades como determinación, humildad, constancia. Significa distribuir tantos libros como sea posible de la mejor manera posible. Significa aprender a hacerlo mejor y esforzarse por hacerlo mejor.

Vijaya Dasa: Lo más importante en un distribuidor de libros es que sea tolerante y compasivo. Y esas cualidades se manifiestan gradualmente después de muchos años de realizar sankirtana. Krishna se siente satisfecho y estas cualidades aparecen eventualmente en el devoto. Una manera de desarrollarlas es leer los libros de Srila Prabhupada, porque él posee todas las cualidades de un vaishnava y las transmite a través de sus libros. Por el simple hecho de escuchar acerca de Krishna cada día en el Bhagavad-gita, el Srimad-Bhagavatam y el Chaitanya-charitamrita, estas cualidades se manifiestan.

Yasoda-dulala Dasa: La cualidad más importante de un distribuidor de libros es que está conectado con el maestro espiritual. Los devotos que continúan año tras año, son los que están realizando este servicio para satisfacer al maestro espiritual. Por consiguiente, cuando las personas se llevan libros, los devotos se sienten muy felices. Impulsado por el deseo de satisfacer al maestro espiritual, un devoto manifiesta automáticamente todas las demás cualidades positivas —yasyasti bhaktir bhagavaty akinchana sarvair gunais tatra samasate surah. Este verso se puede aplicar al sankirtana. El deseo de satisfacer al maestro espiritual, centrarse en sus deseos, es el principio activo de los distribuidores eficaces. Cuando este deseo se encuentra ausente, las otras cualidades no pueden aparecer. Pero si está íntimamente conectado con los deseos del maestro espiritual, siempre se encontrará en una posición dependiente y se sentirá tan sumiso, humilde e insignificante como un mendigo; un mendigo de la misericordia del maestro espiritual. Es muy importante ser determinado para poder alcanzar esta meta. No se puede ser perezoso, el maestro espiritual no se siente satisfecho si paramos de distribuir libros debido al mal tiempo, circunstancias difíciles, debilidad y otras cosas. Cuando intentamos tener una actitud de «quiero hacerlo para complacerle», la determinación surge naturalmente. Esa es la cualidad más importante.

Gita-govinda Dasi: Srila Prabhupada dijo: «Por prestarles servicio a los sirvientes del Señor, se adquieren gradualmente las cualidades de esos siervos, y de esa forma nos volvemos aptos para oír hablar de las glorias de Dios. El anhelo de oír hablar de Dios es el primer requisito con el que debe cumplir un devoto merecedor de entrar en el reino de Dios» (Srimad-Bhagavatam 1.2.16, significado). La cualidad más importante es dedicar nuestra vida entera con gran determinación a la misión de Srila Prabhupada. Si logramos absorbernos en su misión con una fe firme en nuestros corazones, haciendo de ella nuestra vida y alma, entonces podremos servir como instrumentos del guru y Krishna. Pero si somos envidiosos no recibiremos el poder para hacerlo. Krishna-shakti vina nahe tara pravartana: no podemos distribuir libros sin ser empoderados por el guru y Krishna. El poder proviene de los principios regulativos y de las instrucciones del guru, y por leer los libros de Srila Prabhupada regularmente. En tal situación, podemos refugiarnos en el maha-mantra Hare Krishna adecuadamente. Tenemos que implorar al guru y a Krishna. No hay otra manera. Cuando nos refugiamos así, podemos recibir la misericordia.

Premarnava Dasa: Para volverte un distribuidor de libros, debes recibir el poder de Krishna u obtener Su misericordia a través del refugio del maestro espiritual. La cualidad más importante es rendirse completamente al maestro espiritual. De él obtendrás todo el poder para continuar distribuyendo libros. Todo el mundo sabe que la misión de Prabhupada es producir y distribuir tantos libros como sea posible. Hay muchas otras cosas relacionadas con esta misión, pero la distribución de libros es la base. Los distribuidores de libros deben rendirse completamente al maestro espiritual, y de esa manera podrán obtener la misericordia y la shakti necesarias para distribuir libros. Por el simple hecho de realizar esta actividad, tu conciencia se purificará más y más. Para poder continuar a pesar de todas las dificultades, debes querer satisfacer al maestro espiritual e intentar salvar a las almas condicionadas de la ilusión. Las cualidades materiales se pueden usar en la distribución de libros, pero lo ideal es que el devoto no posea esas cualidades. Si se rinde al maestro espiritual, sin lugar a dudas podrá distribuir libros.

Chaksu Dasa: Ser un distribuidor de libros significa tener un deseo intenso de distribuir los libros de Srila Prabhupada. Esto no significa necesariamente que debe ir él mismo a distribuir libros. Si el maestro espiritual no tiene tiempo para salir a distribuir libros, no significa que no es un distribuidor de libros. O los devotos que trabajan en el BBT y están ocupados produciendo libros —ellos también son distribuidores de libros en cierto sentido. Desempeñan un papel fundamental en la distribución de libros. Todos los que desean distribuir libros, aunque no posean la habilidad para hacerlo, se consideran distribuidores de libros. Se puede ver con bastante facilidad si una persona es o no un distribuidor de libros. Si no es capaz de distribuir libros, puede ayudar a los devotos de sankirtana preguntándoles en qué puede servirles o haciendo lo que sea necesario para ayudarles. Y tan solo por apreciar su servicio, esta persona recibe el mismo resultado espiritual que ellos.

Harikesha Swami: ¿Acaso es poco favorable identificarse como un distribuidor de libros? No lo creo. Es mucho mejor que identificarse como un brahmana, un grihastha, o esto o aquello. Todos somos devotos de sankirtana en el movimiento de sankirtana eterno del Señor Chaitanya. Es muy bueno identificarse con ello. Pero, por supuesto, si te vuelves orgulloso y piensas que los demás son inferiores, caerás de la plataforma de purificación y te contaminarás. Los devotos orgullosos generalmente abandonan la misión de sankirtana o no consiguen mantenerse por mucho tiempo.

Pero si pensamos que «soy un devoto de sankirtana y es mejor que continúe siéndolo», y oramos: «Krishna, por favor, concédeme Tu misericordia para poder permanecer en este servicio, y todos ustedes, devotos, por favor bendíganme para que pueda realizar este servicio toda mi vida» —entonces es una buena identificación, porque nos hace humildes.

Ser un devoto de sankirtana significa ser un siervo de las personas. No significa que eres alguien importante, glorioso y maravilloso. Naturalmente, todos los fines de semana glorificamos a los devotos de sankirtana. Alguien recibe todos los elogios de los devotos. «¡Hurra! ¡Eres el mejor! ¡Eres el número uno! ¡Golpeen los tambores! ¡Golpeen el suelo! ¡Eres el mejor!». Pero, por supuesto, todos se olvidan cinco minutos después. Y si esta persona continúa pensando que es el mejor, su identificación lo destruye todo. No eres el mejor, no eres el peor. Solo eres un siervo humilde de Krishna. Se supone que has de ir a distribuir libros y no dejarte seducir por estas cosas. Se puede realizar sankirtana constantemente si mantenemos nuestra mente en un estado humilde. Pero en cuanto a la identificación, es muy bueno identificarse como un devoto de sankirtana. Es mejor que cualquier otro tipo de identificación. A fin de cuentas, sabemos que solo somos sirvientes de Krishna. No somos nada más que los sirvientes de los sirvientes de los sirvientes de las gopis. El Señor Chaitanya nos lo enseñó, y Él es el acharya supremo del sankirtana. Debemos seguir Sus pasos.

Volver.

Anuncios