2.3 Los libros de Srila Prabhupada no son diferentes del Señor

Srinvatam sva-katah krishnah: Krishna ha pronunciado estas palabras – Bhagavad-gita. Sva-kathah significa Sus propias palabras. El Srimad-Bhagavatam también es sva-kathah. Los Puranas también, porque Vyasadeva los escribió. Vyasadeva es una encarnación de Krishna. Debemos escuchar acerca de Krishna tal como Él mismo lo presenta. Y Krishna Caitanya Prabhu nos ha enseñado el método. Por lo tanto, todo es de Krishna: el propio Krishna, Krishna como Vyasadeva, Krishna como Caitanya Mahaprabhu – el devoto.
(Clase, 21 de agosto de 1972)

.

La naturaleza trascendental de los libros de Prabhupada

Navina Nirada das: Cuando distribuimos los libros de Srila Prabhupada a las almas condicionadas, nos damos cuenta de que son trascendentales, porque es cuando el Señor Caitanya comienza a revelarnos la naturaleza trascendental de los libros. Tienen conciencia propia, como las personas, pero no como las personas ordinarias – si no como el Señor Supremo, Krishna, porque no son diferentes de Él. Estamos sosteniendo a Krishna, distribuyendo a Krishna y sirviendo a Krishna, que es nuestra posición constitucional. Se trata de un servicio confidencial – entregar a Krishna a los demás y cambiar sus vidas de peor a mejor. Siempre debemos recordar que somos los siervos de Krishna, y por consiguiente, los siervos de los libros de Srila Prabhupada. Esa es la actitud correcta para distribuir libros. De esa forma, la distribución de libros se convierte en la actividad más bienaventurada. En realidad, yo consigo absorberme más en la conciencia de Krishna cuando distribuyo libros que cuando canto. En este estado condicionado, podemos ver la diferencia entre distribuir el santo nombre en la forma de libros y cantar el santo nombre. Pero cuanto más nos absorbemos en la conciencia de Krishna a través de la distribución de libros, mejor se vuelve nuestro canto. Nama-cintamani-krishnas caitanya-rasa-vigrahah purnah suddho nitya-mukto ‘bhinnatvan nama-naminoh: el santo nombre de Krishna es el propio Krishna –no es material– es completo, puro y eternamente liberado. Y esto también se aplica a los libros.

Cuando distribuimos libros, se hace evidente que las personas que los reciben reviven espiritualmente. Y con nuestro entusiasmo, afectamos a los demás. Las personas no se llevan los libros por alguna razón material. Se trata de misericordia sin causa. Las personas se llevan los libros porque éstos son espirituales y alcanzan sus almas. El alma está ansiosa por recibir este néctar, pero maya hace que lo olvide. Cuando ven nuestros libros, el alma tiene el reflejo natural de querer llevárselos, y el distribuidor de libros la anima. Después, cuando las personas vuelven a estar solas, la mente vuelve a estar cubierta, y puede que su interés inmediato también. Tal vez se pregunten la razón por la que compraron el libro. Pero ahora tendrán la asociación de Prabhupada y Krishna, y se purificarán con bastante rapidez. Nosotros apenas debemos agradecer la oportunidad de poder servir en la misión de la distribución de libros.

Rohinisuta das: En 1981, mientras producíamos el décimo canto del Srimad-Bhagavatam en alemán, un empleado que había contratado la imprenta y que nos visitaba para recoger y entregar los paquetes, tuvo que venir varias veces para enseñarnos las muestras de la sección de imágenes, porque siempre había algún error. Cuando vino la tercera vez, todavía había un error, y nuestro encargado de producción le pidió que se llevara todo de nuevo. El empleado se frustró tanto que tiró las imágenes al suelo, y comenzó a pisarlas con furia – ¡las imágenes del décimo canto! Sin embargo, el hombre tuvo que volver a su compañía e informar de los errores. Mientras conducía de vuelta, tuvo un accidente y destrozó el auto de la compañía. Su jefe se puso muy furioso, sobretodo porque se había enterado de su mal comportamiento, y lo despidió inmediatamente. La moraleja es muy clara: no cometas ofensas contra los libros. Son el propio Krishna, y tan poderosos como Krishna.

 

La encarnación sonora del Señor

Kali-kale nama-rupe krishna-avatara
nama haite haya sarva jagat-nistara

“En esta era de Kali, el santo nombre del Señor, el maha-mantra Hare Krishna, es la encarnación de Sri Krishna. Sólo con cantar el santo nombre, nos relacionamos directamente con el Señor. Todo aquel que lo hace, sin duda alguna, es liberado.”
(Caitanya-caritamrita, Adi-lila 17.22)

Caitanya-caritamrita, Madhya-lila 25.266-267: Sri Caitanya Mahaprabhu ha predicado personalmente las trascendentales verdades y melosidades del Srimad-Bhagavatam. El Srimad-Bhagavatam y la Suprema Personalidad de Dios son idénticos, pues el Srimad-Bhagavatam es la encarnación de Sri Krishna en forma de sonido. Sri Caitanya Mahaprabhu difundió el significado del Srimad-Bhagavatam. A veces habló para beneficio de Sus devotos, y a veces dotó a uno de Sus devotos del poder de hablar, mientras Él escuchaba.

 

“Kirtanas que se escriben”

En relación a sankirtana y la distribución de libros, se considera que la distribución de libros también es cantar. Cualquier persona que lea los libros también está cantando y escuchando. ¿Por qué se consideraría que cantar y distribuir libros es diferente? Estos libros han sido grabados y cantados, y después transcriptos. No se trata de libros ordinarios. Se ha grabado el canto. Cualquier persona que lo lea, lo escuchará. No hay que descuidar la distribución de libros.
(Carta para Rupanuga, 19 de octubre de 1974)

En el Harinama-cintamani (Cap. 2), Haridasa Thakura dice: “El Señor Krishna y Su santo nombre son idénticos. Ellos son la misma Verdad Absoluta, la completa pero independiente forma suprema de la dinámica espiritual, llena de emoción, sin comienzo ni fin. El santo nombre siempre está situado en la bondad pura, y a través de las letras, desciende a este mundo como la encarnación y personificación de la dulzura más elevada, rasa”.

Las letras del alfabeto que explican el santo nombre son tan espirituales como el nombre en Sí mismo. Y en cuanto al aumento de personas que canta el santo nombre, la distribución de libros es más importante que el sankirtana. (“En relación a sankirtana y la distribución de libros, ambos deben llevarse a cabo, pero la distribución de libros es más importante. Se trata de brihat-kirtana. La distribución de libros es más eficaz para lograr un kirtana mayor.”) Los kirtanas que se escriben – los libros – predican y explican el santo nombre. Y se pueden escuchar a cualquier hora y en cualquier situación.

Harinamananda Dasa: Tenemos que entender que tenemos el mayor regalo para la humanidad y el conocimiento más elevado que se puede ofrecer. Y podemos ofrecer el santo nombre. Cada libro de Srila Prabhupada es simplemente un significado del santo nombre, una explicación de por qué debemos cantar. Tenemos la enseñanza que puede otorgarles a las personas el mayor beneficio en la vida, entonces yo intento entregarles tantos libros como sea posible. Intento desarrollar esta técnica: oro para poder dar más y más libros a las personas que poseen un poco de inteligencia, interés y todavía están cuerdas en esta era de Kali-yuga.

 

Volver.

Anuncios