1.6 Los libros de Srila Prabhupada hacen devotos

Prabhupada lo garantiza

Por favor, intenta popularizar estos libros por toda Inglaterra lo más que puedas, porque si estos libros se leen, seguro que varias almas sinceras se sentirán atraídas y se unirán a tu trabajo para Krishna. Así que, por favor, intenta vender estos libros. Será considerado el mejor servicio.
Carta para Gurudasa, 1 de diciembre, 1968

Si una persona apenas lee nuestro Libro de Krishna, Enseñanzas del Señor Caitanya, Néctar de la devoción  o el Bhagavad-gita tal como es, sin dudas se volverá una persona consciente de Krishna. Así que, de una forma u otra, debemos llevar a cabo este programa de distribución de libros, ya sea en escuelas o universidades, bibliotecas, programas de miembros vitalicios o ventas comunes. Es muy importante y es el servicio más valioso a Krishna.
Carta para Vamanadeva, 5 de marzo, 1971

Por lo tanto, estos libros ofrecen una idea clara acerca de Dios. Y no sólo esto, si no que cualquier persona que lea este Libro de Krishna, Néctar de la devoción, y, si es posible, Enseñanzas del Señor Caitanya, estoy seguro que no podrá evitar volverse devota de Krishna.
Carta a Jagadisa, 28 de noviembre, 1970

Estos libros son tan potentes que cualquier persona que los lea sin duda se volverá consciente de Krishna. Por lo tanto, distribuir libros es un servicio muy valioso.
Carta para John Milner, 22 de abril, 1971

La conciencia de Krishna es la necesidad absoluta de la sociedad actual y varias personas se unirán a nosotros si hacemos que las enseñanzas del Bhagavad-gita y el resto de la literatura védica estén disponibles.
Carta para Jaya Gopala, 12 de julio, 1969

La distribución de libros hará devotos. Hacer un devoto significa purificar a alguien. Leer los libros purifica la inteligencia. Un corazón y una mente purificados significan conciencia de Krishna.
Carta para Kirtiraja, 11 de enero, 1976

.

Ejemplos de libros que han hecho devotos

Sarvatma das: Un devoto que abandonó el cuerpo recientemente, Kalpataru das, de Guatemala, distribuyó libros durante muchos años. Esta es la historia de cómo entró al movimiento: él perdió el interés en la vida material y se fue a Ecuador para vivir en los Andes. Construyó una cabaña alejada de los caminos y las personas, y se alimentó de bayas y hojas durante un año, como un yogi. Mientras, un alpinista que se dirigía a Ecuador, compró el Libro de Krishna en el aeropuerto de Miami, y por arreglo de Krishna comenzó a escalar en el lugar donde Kalpataru estaba viviendo. El alpinista lo descubrió y se hicieron amigos. Cuando éste se fue, quiso darle un regalo de despedida a Kalpataru y le dio el Libro de Krishna, que, tras leer el libro, bajó de las montañas y buscó un templo para unirse.

Harinamananda das: Un joven me observaba mientras distribuía libros. Cuando me acerqué a él, me dijo: “Tengo estos libros. Me estaba preguntando de dónde vienen”. El joven trabajaba como funcionario público municipal y un amigo suyo que recogía basura se había encontrado algunos libros en una papelera y los había llevado a la sala del servicio público. Este joven los vio y, curioso, se los llevó a casa y comenzó a leer los pies de fotos y los libros. Me contó su historia. Se había alegrado de verme y ahí mismo me compró 10 libros. Tenía diecisiete años. Lo invité a nuestro templo, nos despedimos y partí. Por alguna razón, no me sentía satisfecho (¡Paramatma!) y de repente me di cuenta: ¡Este joven podría ser un distribuidor de libros!. Volví sobre mis pasos en busca del joven y le pregunté: “¿Qué vas a hacer esta noche? Hoy es sábado, yo voy a ir al templo”. Quedamos de reunirnos por la noche y, cuando llegué, estaba esperándome con su saco de dormir, preparado para pasar el fin de semana en el templo. Se volvió un visitante regular y ahora es un distribuidor de libros de tiempo integral. Su nombre es Jagadvasu y durante los últimos 6 años ha salido constantemente. Muchas veces viaja conmigo y construye el interior personalizado de nuestras furgonetas de sankirtana, que equipamos con mini-cocinas, tanques de agua caliente y compartimientos enormes para guardar libros. Apenas por distribuir libros conseguimos personas tan valiosas como ésta.

Ujjvala-nilamani das (Suíza): En 1977 estábamos en maratón porque Srila Prabhupada estaba muy enfermo y sabíamos que sentía mucho placer al escuchar los resultados de los libros distribuidos. Un día, me encontraba distribuyendo libros en el metro de Lucerne. Un joven de aproximadamente quince años, con apariencia de estudiante, se me acercó bastante interesado, pero no compró ningún libro porque tenía que comprar algunas cosas antes y no sabía cuánto dinero le haría falta. Pero me prometió que volvería. Yo pensé: “Es uno de esos casos”, y como era tarde, decidí parar. Dos días después estaba yendo de puerta en puerta en un pueblo. En la primera puerta que llamé me atendió aquel mismo joven, que exclamó: “¡Oh, aquí estás! Aquel día regresé pero no te pude encontrar”. Esa mañana uno de sus profesores había faltado y por eso estaba en casa. Feliz, compró un libro, Néctar de la devoción, que había salido recientemente en alemán. Yo quedé muy impresionado por el arreglo perfecto de Krishna. Tres años después vi a este joven nuevamente… ¡en el templo! Regresábamos de un sankirtana viajero y ahí estaba él. Me reconoció en seguida y me dijo: “El libro que me disto marcó un momento decisivo en mi vida. De repente empecé a cruzarme con los devotos y el maha-mantra todo el tiempo”. Después de tres años, había decidido visitar el templo. Abandonó los estudios y vino a vivir al templo. Y ahora es el devoto que está compilando este libro de sankirtana, Atma-tattva das. El arreglo de Krishna para dar los libros de Prabhupada a las almas es misterioso y está más allá de nuestro control. Llegará el día en que miles de personas visitarán nuestros templos, al igual que este joven, porque recibieron un libro y la asociación de Srila Prabhupada, que es el predicador más puro y paciente. Sólo tenemos que tener fe en estos libros y distribuirlos.

Nirguna das (EEUU): Una persona estaba manejando su auto y atropelló algo. Paró para ver qué era y, cuando abrió la puerta, vio que se trataba de un libro: el Libro de Krishna. Esta persona se volvió devota.

En otra ocasión, cuando estábamos regresando de la distribución de libros, el carpintero que estaba trabajando en el templo vio las expresiones de éxtasis en nuestros rostros y empezó a preguntarnos qué es lo que hacíamos. Entonces quiso salir con nosotros, y finalmente se volvió un distribuidor de libros. En su primer día distribuyó muchos libros. Por eso opino que este entusiasmo es la mejor manera de hacer devotos nuevos. Hay que llevarlos a distribuir libros, hablar sobre la distribución de libros, que es tan nectárea y emocionante. Cada libro que sale es como una gran explosión de éxtasis. Es realmente maravilloso, y uno se siente muy purificado al final del día. A través de la prédica sobre la distribución de libros creamos una atmósfera que, naturalmente, atrae a devotos nuevos.

.

¿Por qué no hay más personas que se vuelvan devotas? 

Tal vez la duda más inquietante sea: Si la distribución de libros es la actividad más importante, ¿por qué no hay más personas que se vuelven devotas? ¿Quiénes están leyendo realmente nuestros libros?

Sri Krishna dice: “¡Oh, sabio!, en esta era de Kali, la era de hierro, los hombres no tienen sino una vida corta; son pendencieros, perezosos, mal dirigidos, desafortunados y, sobre todo, siempre están perturbados” (SB 1.1.10). En otras palabras, son pocas las personas que alcanzan la conciencia de Krishna, y hoy en día las personas son menos cualificadas. Pero gracias al Señor Caitanya, el servicio devocional se manifiesta en esta era de Kali-yuga, y Su representante empoderado, Srila Prabhupada, atribuyó su éxito de hacer devotos a la distribución de libros: “Cualquier progreso que hagamos, se debe simplemente a la distribución de libros. Por lo tanto, continúen y no desvíen sus mentes de este punto ni por un segundo” (11 de octubre, 1974, carta a Ramesvara).

Sin la distribución de libros, ¿quién se uniría a ISKCON? ¿Qué otros métodos de prédica podrían ser más exitosos? De acuerdo con Srila Prabhupada y con la historia: ninguno. Por lo tanto, si nos sentimos insatisfechos con el número de devotos nuevos que hay, la solución práctica es distribuir más libros. Al fin y al cabo, todavía no hemos distribuido muchos libros en la mayoría de los países. Dudar de la eficacia de la distribución de libros, argumentando que no produce más devotos, es: 1) no ver los resultados que ya se han alcanzados; 2) olvidar que no hay otro programa que produzca resultados que se le comparen; 3) no entender los resultados a largo plazo que producirá la distribución de libros; y 4) falta de fe en Srila Prabhupada, que vio el futuro de la distribución de libros y, por lo tanto, lo enfatizó repetidas veces.

Harikesa das: A veces, los devotos de sankirtana se vuelven fruitivos y preguntan: “Hemos distribuido muchos libros, ¿por qué los lugares no están llenos de devotos?”. La respuesta es que no funciona así. La forma en que funciona es que se entrega un libro sobre Krishna a un alma completamente condicionada, que ha estado atada a la ignorancia desde tiempos inmemorables, y ahora ha dado una donación y su vida espiritual ha comenzado. Pero esta persona tal vez no quiere completarla en su vida. Para empezar, las personas deben entender que están cometiendo actividades pecaminosas. Este es el primer nivel. Por lo menos deben entender que están actuando mal. No saben lo que está bien y lo que está mal. Pero en cuanto entran en contacto con la conciencia de Krishna, sus vidas espirituales comienzan gradualmente. Entienden que necesitan cambiar. Entienden que el mundo material no es un buen lugar para vivir. Tal vez visiten un templo de Krishna. Pero lo que es seguro es que en la próxima vida, o en alguna vida, harán algo conciente de Krishna de nuevo y así avanzarán gradualmente más y más. Aunque tarden cien vidas, no se compara a las miles y miles de vidas que han vivido buscando a Krishna. No saben que están buscando a Krishna, pero eso es lo que están haciendo. Por lo tanto, el sankirtana es glorioso porque lleva gradualmente a todas las personas a la conciencia de Krishna. Tal vez se hagan devotos ahora, o tal vez no. No podemos saberlo. Pero lo que sí podemos saber es que se volverán devotos algún día, y antes de que recibieran un libro no tenían ninguna posibilidad. La distribución de libros es un programa de largo plazo que lleva a todas las almas condicionadas de regreso al Supremo.
(Extracto de una clase en Alemania, 30 de junio de 1990)

Rohinisuta das: Algunas personas dicen que encuentran los libros muy difíciles de leer. Yo les digo que están en lo cierto, porque de lo contrario ya se habrían unido al movimiento. Una persona no puede entender los libros de Srila Prabhupada de manera profunda si no canta Hare Krishna y presta servicio devocional. Tan sólo los devotos pueden entender los libros. Los libros requieren asociación devocional. Por eso, el deber del predicador es visitar a las personas, verlas siempre, y animarlas a leer nuestros libros. En Kali-yuga las personas sólo leen literatura para cuervos, así que el hecho de que compren nuestros libros es un milagro. Muchas personas sólo podrán hacer esto. Nunca visitarán un templo, y si lo visitan les costará entender algo. Todos están sufriendo, pero para aprender del sufrimiento hace falta un poco de buena inteligencia. Los animales también sufren, pero éstos no consiguen parar de sufrir. Así que las personas que sean un poco inteligentes y conozcan a los devotos, podrán entender que la única manera de detener el sufrimiento es rendirse a Krishna. Y debemos estar felices de que los demás al menos compren los libros. Esto es algo maravilloso.

Lilavatara das: La primera distribución de libros trascendental en Italia ocurrió en 1973-74, y en 1977 hubo un gran paso hacia delante en cuanto a la distribución de libros, porque muchos devotos comenzaron a vender de 80 a 100 libros por día. Desde entonces ya han pasado quince años, y hemos distribuido muchos, muchos más libros. Muchas veces realizábamos maratones de cuatro meses durante el invierno, y de dos meses durante el verano. De esa forma, el movimiento se expandió mucho en Italia. Aumentamos el número de devotos y creamos una imagen pública favorable. Las personas saben que estudiamos estos libros profundos, sagrados y puros. El carácter de Srila Prabhupada despertó el interés de los estudiosos en Italia. Hoy en día muchas personas leen nuestros libros, más de los que pensamos. Algunos cantan aunque no hayan ido nunca a un templo. Las universidades usan nuestros libros, y algunos estudiantes escriben tesis basándose en ellos. Es imposible describir el gran efecto de los libros de Srila Prabhupada. El sankirtana está cambiando a las personas del mundo entero, y está llegando una Era Dorada en Kali-yuga que traerá paz y armonia entre las personas.

Harikesa das: ¿Quién puede afirmar que “nosotros distribuimos muchos libros, pero las personas no los leen”? ¿Podemos afirmar que nadie lee estos libros? De acuerdo a mi experiencia, esta afirmación es completamente falsa. Las personas están leyendo los libros y les gusta. Los devotos suizos, por ejemplo, dicen que las personas en la calle hacen comentarios sobre los libros y compran más ejemplares. Esto también está ocurriendo en otros países. Tal vez esté relacionado con la forma en que se están distribuyendo estos libros. Los distribuidores están predicando sobre los libros y las personas se están sintiendo atraídas. Se están llevando los libros a sus casas, no los tiran. La gente acepta los libros cuando los compran a devotos entrenados que saben cómo distribuirlos predicando sobre ellos. Las personas han de sentir que están pagando por los libros, y así se sentirán vinculadas a éstos. Si el distribuidor cambia su actitud, tal vez disminuyan los resultados inmediatos, pero los resultados a largo plazo aumentarán. Las personas se sentirán más inclinadas a leer un libro que han comprado.

No podemos dejar de plantar semillas nuevas. Debemos plantar todo el año. Después, habrá que cuidar al campo para que haya producción. Similarmente, la distribución de libros debe continuar por siempre, más y más. Pero también tienen que haber programas que animen a las personas a que estudien los libros y que realicen cambios espirituales en su vida. Se deben realizar centros de nama-hatta e invitar a las personas.

.

Volver.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s