Nunca es demasiado tarde

Íbamos de puerta en puerta por el pueblo de Turnov, en la República Checa. De pronto, hice sonar el timbre de una vieja mansión; nadie respondió, de modo que me dirigí a la siguiente casa. Entonces escuché: «¿Hay alguien?». Y vi a una señora mayor mirando por la ventana. Ella dijo: «Voy a abrir la…

Un gran cambio para una gran mujer

Estaba con otros devotos distribuyendo libros por los pueblos de Lithuania. En Darbenai, uno de los pueblos más grandes, las casas que visitaba eran poco más que chozas. Me preguntaba cómo podía sobrevivir la gente en lugares así. Prácticamente nadie mostraba interés por los libros. Krishna finalmente me llevó a una casa grande con varios…

«Ya no deseo morir»

Un día, mientras distribuía libros de Srila Prabhupada en una pequeña ciudad de Bélgica, me encontré con una señora que se mostró muy afectada cuando le enseñé un libro. Me dijo que no lo necesitaba porque acababa de comprarse unas pastillas en la farmacia (me las enseñó) y que se marchaba a casa para tragárselas…

Harto de las sectas

Cierta ocasión me encontraba distribuyendo libros frente a una oficina de correos en Alemania. Estaba intentando mostrarle los libros a un comerciante mientras bajaba de su coche. Tendría unos cincuenta años, buena presencia, se mostraba algo tenso y apresurado. «Sois todos unos embusteros y unos bribones», me espetó. «No quiero saber nada de vosotros. Sois…

Un mendigo en busca del Bhagavatam

Mientras distribuía libros en la Universidad de Santa Monica, vi que un mendigo de aspecto desaliñado se acercaba a la mesa. «Oh, no, por favor, que no venga aquí», pensé. Pero él vino y se quedó de pie delante de la mesa, mirando los libros. No hacía falta mirarle para notar su presencia: ¡su olor…