3.4 La distribución de libros es un síntoma práctico de entrega

nbd-2

Las cualidades secundarias de un distribuidor de libros se desarrollan a partir de la cualidad primaria de entrega a la misión de Krishna. La entrega a Krishna se caracteriza generalmente por seis síntomas, y es un proceso dinámico que es espiritualmente absoluto, o no diferente de la meta. Por lo tanto, una persona imperfecta puede entregarse a distribuir libros, una actividad que es absoluta y perfecta, y perfeccionarse a sí misma. Distribuir libros significa entregarse, y esa la cualidad primaria de un distribuidor de libros, de la cual se manifiestan todas las cualidades secundarias. Simplemente por dedicarse a la misión de distribución de libros se garantiza esta perfección. Hay seis síntomas de entrega y muchas cualidades secundarias se relacionan con cada uno de los seis síntomas. Muchas cualidades secundarias se destacarán junto con cada síntoma de entrega en cada una de las siguientes secciones.

Los seis síntomas de entrega

Chaitanya-charitamrita, Madhya-lila 22.100: Las seis divisiones de la entrega son: la aceptación de las cosas favorables para el servicio devocional, el rechazo de las cosas desfavorables, la convicción de que Krishna brindará protección, la aceptación del Señor como amo o guardián, la entrega plena, y la humildad.

Significado: La persona plenamente entregada está dotada de las seis características siguientes: (1) El devoto tiene que aceptar todo lo que sea favorable para el desempeño del servicio amoroso trascendental del Señor. (2) Debe rechazar todo lo desfavorable para el servicio del Señor. Esto se denomina también renunciación. (3) El devoto debe estar firmemente convencido de que Krishna le brindará protección. De hecho, nadie más puede brindar protección, y estar firmemente convencido de ello es llamado fe. Esa clase de fe es distinta de la fe del impersonalista que desea fundirse en la refulgencia Brahman para beneficiarse de la interrupción del ciclo de nacimientos y muertes. El devoto desea permanecer siempre al servicio del Señor. De ese modo, Krishna es misericordioso con Su devoto y lo protege completamente de todos los peligros que pueda encontrar en la senda del servicio devocional. (4) El devoto debe aceptar a Krishna como su amo y sustentador supremo. No se debe creer protegido por algún semidiós. Debe depender solamente de Krishna, considerándole el único protector. El devoto debe estar firmemente convencido de que, aparte de Krishna, en los tres mundos no tiene ningún otro protector o sustentador. (5) La entrega del ser significa recordar que nuestros deseos y actividades no son independientes. El devoto depende completamente de Krishna, y actúa y piensa conforme a Su deseo. (6) El devoto es manso y humilde.

(1 – 2) Aceptar lo que es favorable, rechazar lo que no es favorable.
Ser fijo, no caprichoso, tener fe y ser perseverante.

Srimad-Bhagavatam 2.8.21 (significado): El Señor, en su forma de Sri Chaitanya Mahaprabhu, quería que por todas partes del mundo, en cada rincón y escondrijo, se predicara el culto de prestarle servicio devocional al Señor, y, por ende, es deber del devoto puro llevar a cabo esa orden hasta donde sea posible. Todo devoto debe ser muy entusiasta, no sólo en realizar sus rituales diarios de servicio devocional, sino en tratar de predicar el culto pacíficamente, siguiendo los pasos del Señor Chaitanya. Si superficialmente no logra el éxito en ese intento, no debe sentirse desanimado en el desempeño de su deber. El éxito o el fracaso no tienen significado alguno para un devoto puro, debido a que él es un soldado que se encuentra en el campo de batalla. Predicar el culto del servicio devocional es algo así como declararle la guerra a la vida materialista.

Harikesa Swami: Ser fijo es muy importante para los devotos de nuestro movimiento. Prabhupada siempre quería que los devotos sean fijos para que puedan ser entrenados y volverse expertos en un servicio particular. De esa forma, pueden obtener muy buenos resultados. Si cambian de una cosa a la otra, entonces no pueden hacer nada apropiadamente. Imagina si tuvieras diferentes cocineros cada día – nunca aprenderían a cocinar. El departamento de prédica también necesita estabilidad. Dado que la distribución de libros es un servicio difícil, requiere máxima estabilidad. (De una clase en Nueva York, 17 de junio de 1990).

Gauri Devi Dasi: La primera vez que distribuí muchos libros me resultó inconcebible. Muchas personas tomaron mis libros. Ese día me di cuenta de que podía suceder cada día si yo tenía suficiente deseo. Se me cristalizó esa clara realización: «Krishna podría hacerlo cualquier día si lo está haciendo ahora. Krishna es todo opulento. Esta es solo una gota de la opulencia de Krishna. Pero no tengo el deseo. Casualmente tuve el deseo hoy». Pude ver cuán ilimitadamente opulento puede ser Krishna, lo débiles que somos, y cómo podríamos estar haciendo más servicio para Krishna si tuviéramos más deseo. No es fácil. Lo que lo hace difícil es que somos impuros y condicionados y nos distraen las cosas materiales. Pero es solo una cuestión de volvernos determinados para practicar el proceso de purificación de cada día – cantar, seguir el sadhana, salir e intentar hacer sankirtana cada día.

Lilavatara Dasa: Los distribuidores de libros necesitan ser fijos en su servicio y en su programa espiritual. Incluso si la mente provoca dificultades, siempre hay que salir a hacer sankirtana. La práctica de salir cada día nos entrena para controlar la mente y para sujetarla a las directivas de la inteligencia espiritual. Debemos tomar esta actividad como una misión y un deber, incluso si hay dificultades creadas por el cuerpo y por la mente. Para alcanzar altos niveles de distribución de libros debemos ser sobrios, profundos, serios y moderados al comer y al dormir. Debemos llevar la vida de los yogis; de otro modo, no duraremos.

Chaksu Dasa: Nuestro servicio es nuestro deber. Necesitamos aceptar o rechazar las cosas de acuerdo a las demandas de nuestro servicio. Esto es yukta-vairagya, renunciación real. Los devotos no explotan los objetos  materiales para su gratificación de los sentidos, como lo hacen los materialistas, y no los rechazan como si fueran falsos como hacen los budistas o mayavadis. La conciencia de Krishna es un punto medio de oro en donde aceptamos todas las cosas para el servicio del Señor. Los devotos nunca actúan caprichosamente. Sus mentes están siempre absortas en sus deberes. Por lo tanto, en todas las circunstancias saben exactamente qué hacer.

Yadunandana Dasa (España): Tradicionalmente, sadhus, rishis, yogis, y devotos nunca se mezclan con karmis o personas materialistas. Pero, en la orden de Sri Chaitanya y Srila Prabhupada, estamos en las ciudades para distribuir libros y para predicar, y nos enfrentamos a los objetos a los que queríamos renunciar. El peligro es que pueden influenciarnos nuevamente. Pero el devoto está protegido —daivim prakritim ashritah. En clara consciencia de Krishna un devoto sabe cómo tratar con los objetos de los sentidos materiales sin desviarse. Acepta las cosas solo para el servicio devocional y de esa forma permanece fijo, sin alegrarse si consigue algo bueno y sin deprimirse si las cosas no resultan como él quiere. Un devoto simplemente continúa buscando el néctar, como una abeja. La abeja es un buen ejemplo. Siempre está en contacto con el néctar, pero no lo disfruta para sí misma; simplemente se la entrega a la colmena. Las abejas son famosas por ser fijas, cuidadosas, trabajadoras, que simplemente aceptan el néctar y rechazan todas las flores que no sirven o que ya están ocupadas por otras abejas.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s