Entrevista con Bhaktin Itumeleng

 

facebook

Bhaktin Itumeleng es de Soweto, Sudáfrica. Se graduó con honores en la Universidad de Witwatersrand, y trabajó como secretaria judicial en la Corte Constitucional de Sudáfrica. Actualmente realiza servicio en el BBT de África, el BTG global e ISKCON SA Properties.

 

¿Por qué es tan importante distribuir los libros de Srila Prabhupada?

Creo que la distribución de libros consigue evocar un sentimiento genuino de compasión y aumentar la fe en los libros de Srila Prabhupada y las palabras de Krishna. Podemos verlo cuando salimos a la calle e imploramos a la Superalma en nombre de la otra persona para que se lleve el libro.

Pienso que también aprendemos a apreciar las dificultades por las que pasó Srila Prabhupada para escribir estos libros. Enfatiza la importancia de asegurarnos que los libros se sigan publicando (no solo en inglés, sino en otros idiomas autóctonos) a través del Bhaktivedanta Book Trust.

¿Cuándo empezaste a distribuir libros?

Mi primera experiencia en la distribución de libros fue en diciembre del año 2014, en Sudáfrica. Fue una experiencia increíblemente austera, y pensé que nunca lo haría de nuevo. Estaba convencida que no era para mí. No obstante, mi percepción sobre la distribución de libros cambió completamente entre mayo y diciembre del año 2015, hasta el punto de considerarla una de las experiencias que cambió mi vida.

En aquel momento estaba atravesando una etapa de mucho estrés emocional y me resultaba muy difícil mantener mis prácticas devocionales. Mi mentora me había recomendado que, si deseaba superar mi mente y recuperar la fuerza en la conciencia de Krishna, intentara salir a distribuir libros. Cada día me animaba de esta manera y me invitaba a salir con ella. Al principio me resistía, y obviamente no podía tolerar distribuir libros por más de 15 minutos (y durante ese tiempo me tenía que esforzar mucho). Pero ella estaba muy convencida de que este proceso me ayudaría.

Al mismo tiempo, creo que había llegado al límite en mis prácticas como bhaktin nueva, y para poder seguir adelante quería entender a Srila Prabhupada, su humor y su misión, y así poder reflexionar en las razones por las que estaba decidiendo investir en este proceso. Entonces comencé a orar y a escuchar regularmente clases sobre sus libros y sus deseos sobre la distribución de libros.

Con el tiempo, cuando mi mentora me llamaba para salir a distribuir libros o surgía alguna otra oportunidad para hacerlo, yo ofrecía mis reverencias a Sri Sri Nitai Gaura y les pedía que me permitieran apreciar el sankirtana y ver el mundo a través de Su mirada. Cuanto más lo intentaba, menos me costaba quedarme un poco más.

También fui muy afortunada de estar rodeada por devotos, tanto pares como superiores, que tenían un apetito insaciable por la distribución de libros. Me contagiaron su inspiración y determinación, por no hablar de la confianza y las técnicas. Sin darme cuenta, llegó el maratón de diciembre del año 2015 y yo estaba inmersa totalmente en el espíritu competitivo.

¿Te gustaría contarnos alguna historia especial que te haya ocurrido mientras distribuías libros?

Una vez estaba distribuyendo libros con una amiga en un pueblo llamado Lower Hut, en Nueva Zelanda. Estábamos en una zona comercial con tiendas a ambos lados de la calle. Después de una hora y media en la calle, vi que una señora de aspecto retraído se me acercaba. La saludé y ella me respondió tímidamente, y le entregué una copia de La ciencia de la autorrealización.

Ella me dijo que le iría bien un poco de paz interior y felicidad, así que le animé a que se llevara el libro. Mientras contemplaba el libro, podía ver como se debatía entre lo que le decía su corazón y lo que le decía su mente. Intentó devolverme el libro a regañadientes, pero yo no lo acepté, y en su lugar la animé para que se lo llevara. Sin dudas, se sentía atraída por el libro. Intentaba devolvérmelo, pero se lo volvía a quedar. Este movimiento de ida y vuelta duró unos minutos. Yo no hice ningún movimiento con las manos y oré a Paramatma para que le permitiera quedarse el libro y así se beneficiara.

Finalmente, quiso devolvérmelo diciéndome que no tenía dinero. Miré a mi alrededor y vi que había un cajero automático justo al otro lado de la calle. Le dije que podía ir al cajero y yo le esperaría. Ella estuvo de acuerdo e intentó entregarme el libro, pero yo le dije que podía llevárselo para sacar dinero, pues yo no iba a moverme del lugar donde estaba. Mientras, continué orando a Paramatma para que le convenciera a llevarse el libro.

La señora regresó con el dinero en la mano, visiblemente dudosa sobre si quedarse el libro o no, y a la vez sintiéndose atraída por él. Cuando volvió, me entregó el dinero y el libro. Yo sonreí y le pregunté su nombre. Nos presentamos mutuamente y volví a colocar La ciencia de la autorrealización en sus manos. Pareciera que, tras las formalidades, ella sentía cierto alivio. La señora sujetó el libro contra su pecho y se alejó, aferrándose a él con las dos manos. Me di cuenta que yo había sostenido mi respiración durante todo el tiempo, así que di un suspiro profundo y susuré: «Gracias, Señor Chaitanya».

¿Qué te inspira a distribuir libros? ¿Cuáles son los mayores desafíos en tu servicio?

La enseñanza más valiosa que he aprendido distribuyendo libros es que este servicio me mantiene inspirada en la conciencia de Krishna. Durante mucho tiempo, parecía que le estaba haciendo un favor a la gente. Aunque hay cierta verdad en ello, mi entusiasmo por la distribución de libros aumentó significativamente cuando empecé a meditar en que ayudar a los demás me ayudaba a mí en la conciencia de Krishna. Sentí que mi sadhana y mi fe se beneficiaron, y continúan haciéndolo. Así pues, para mí, la distribución de libros es una de las arterias vitales en mi vida.

También oro mucho para que un día pueda empaparme de la compasión, la visión, el humor y la misión de Srila Prabhupada, y poder ser capaz de servirle de esta manera mediante la misericordia de mi maestro espiritual.

Además, tuve la fortuna de presenciar la felicidad y la satisfacción que otorga la distribución de libros a mi maestro espiritual, así que poder servirle de esta manera es muy alentador.

¿Qué le aconsejarías a alguien que se quiere ocupar en sankirtana?

Basándome en mis propias experiencias, le diría que ore a Sri Sri Nitai Gaura para poder superar lo que le está impidiendo salir a la calle, y que ore para obtener la oportunidad de servir a guru y Krishna en esta misión de sankirtana.

Para mí es muy importante el desarrollo personal, entonces creo que le sería de ayuda identificar las metas personales que le gustaría alcanzar en su servicio devocional mediante la distribución de libros.

Por último, ir siempre con un amigo que tenga más experiencia en el sankirtana. Fortalece la amistad y también sirve de apoyo moral. Cuando las cosas se ponen difíciles, es de gran ayuda ver una cara familiar sonriente y escuchar palabras de ánimo de parte de un amigo devoto.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s