Entrevista con Vanavihari Devi Dasi

vana

Vanavihar Devi Dasi es natural de Belém (Brasil). Entró al movimiento Hare Krishna en 1991, es periodista y uno de los servicios a los que se dedicó durante algún tiempo fue el de editora asistente de la revista Volta ao Supremo (la versión portuguesa de Back to Godhead), la cual distribuía en cuanto ésta llegaba de la gráfica.

Carta de Sankirtana: ¿Cómo se define el sankirtana en nuestro movimiento? ¿Cuál es su objetivo?

Vanavihari Devi Dasi: Sankirtana, creo yo, es nuestra más importante prédica, la principal difusión de la filosofía vaishnava establecida en occidente por Srila Prabhupada. Sankirtana fue introducido y enseñado por Srila Prabhupada, exactamente como él quería que se llevara a cabo. Por tanto, según mi parecer, sankirtana es el propio Srila Prabhupada predicando por intermedio de sus discípulos, con el objetivo de llevar la conciencia de Krishna a todas las aldeas y ciudades del mundo, como lo deseaba Sri Chaitanya Mahaprabhu.

Carta de Sankirtana: ¿Cuál es tu experiencia en la distribución de libros?

Vanavihari Devi Dasi: Nunca fui una sankirtanera ejemplar, pero viví experiencias en sankirtana bastante significativas para mí.

Cuando me uní al movimiento, viajé durante dos meses junto con mi esposo, Adwaita Chandra das, haciendo sankirtana en Paraná (Brasil). Durante ese viaje ocurrió un hecho interesante que considero un milagro de sankirtana. Nuestros libros pequeños y medianos se habían terminado cuando llegamos a Campos Mourao, una pequeña ciudad. Solo teníamos libros maha-grandes. Así que pensé: “¿Cómo vamos a vender libros grandes en esta ciudad tan pequeña?” Mientras pensaba en esto, fuimos abordados por personas que nos identificaron como devotos Hare Krishna y deseaban comprar el Bhagavad-gita y volúmenes del Bhagavatam. Así que en esta ciudad vendimos todos los libros grandes que nos quedaban y volvimos a Brasilia.

Otra experiencia interesante sucedió durante la primera bienal de libros de Río de Janeiro, donde coordiné el stand de BBT, por medio del Departamento Amigos de Krishna de la Fundación Bhaktivedanta. En una semana, nuestros sankirtaneros del stand y yo, ocupamos del primero al sexto lugar en la Carta de Sankirtana. Yo estaba en la caja y tan sólo vendía a aquellos que no eran atendidos por los sankirtaneros, pues había muchas personas deseosas de comprar nuestros libros. Quedé en el tercer lugar. Fue un éxito inigualable. Agotamos nuestro stock de Bhagavad-gita y Bolos sem ovos, que acababa de ser lanzado.

También distribuí la revista Volta ao Supremo en Goiânia, donde mi esposo era presidente de templo, y en Brasilia. Y durante el Centenario de Srila Prabhupada, cuando el grupo de rock Shelter (formado por devotos) viajó por Brasil dando conciertos, yo los acompañé  por varias ciudades. En la producción, yo representaba al Departamento Amigos de Krishna de la Fundación Bhaktivedanta, cuidando que el grupo comiera tan sólo prasada preparada por devotos, y vendía la edición de la revista que traía a Shelter como tema principal, elaborada por Omkara devi dasi, también periodista.

En esa ocasión pasé a admirar a los integrantes de la banda Shelter, no sólo como roqueros (pues me gusta el rock), sino también como sankirtaneros. Ellos vendían libros de Srila Prabhupada en los lugares donde daban conciertos, se presentaban con tilaka y, antes de los conciertos, hacían bhajanas en los camerinos con los devotos que los iban a visitar. Antes de entrar al escenario, se concentraban y realizaban una lectura del Prabhupada Lilamrita. Pero lo que más admiré era que, en el hotel, realizaban mangala arati y clase del Srimad-Bhagavatam, además de adorar a Gaura Nitai que traían con ellos, aunque los conciertos terminaran tarde.

Cuando todavía no pertenecía al movimiento, fui gerente en una librería esotérica en Brasilia donde conocí el Bhagavad-gita Tal Como Es, que cambió mi vida. Era mi esposo, brahmachari en aquella época, quien lo dejaba allí para ser vendido. Y a quien venía buscando otras ediciones del Bhagavad-gita, yo le vendía la de BBT.

Carta de Sankirtana: ¿Qué te inspiraba a distribuir libros?

Vanavihari Devi Dasi: Lo que me inspiraba era la misericordia de Sri Chaitanya Mahaprabhu, la misión y determinación de Srila Prabhupada, además de la dedicación de mi maestro Hridayananda das Goswami a la propagación de la conciencia de Krishna a través de la publicación de libros de Srila Prabhupada. En fin, cuando entré al movimiento, me casé con un sankirtanero que siempre me orientó en la importancia de la distribución de libros de Srila Prabhupada y me entrenó y lideró en campos de sankirtana.

Carta de Sankirtana: ¿Qué pudiste comprender a través del sankirtana?

Vanavihari Devi Dasi: Comprendí que no soy este cuerpo y que dentro de mi corazón reside Paramatma.

Carta de Sankirtana: ¿Qué aconsejarías a una persona que quisiera dedicarse a este servicio?

Vanavihari Devi Dasi: Primero le recomendaría que lea y estudie los libros de Srila Prabhupada. También que busque inspiración en grandes sankirtaneros que dejaron sus nombres registrados en la Carta de Sankirtana de ISKCON del mundo entero, y en los sankirtaneros modernos dedicados a esta misión, como los ejemplares devotos de Franco da Rocha (Brasil).

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s