Entrevista con Syama Sevika Devi Dasi

syama

Syama-sevika Devi Dasi es de México. Conoció a los devotos en el año 2000 y distribuye libros en México hace más de 10 años. Al cambiar su vida de dentista por la gloriosa distribución de libros de Srila Prabhupada, ha tenido la oportunidad de realizar este servicio en la ciudad de México y viajando por toda la república mexicana. También participó recientemente en el maratón internacional que se realizó en Brasil. Actualmente vive con su esposo Nimai Sundar das en México DF, donde se dedica a distribuir libros y a la adoración a la Deidad.

Carta de Sankirtana: ¿Qué es sankirtana?

Syama Sevika Devi Dasi: San se deriva de la palabra samiak o sanga, que significa “completo” o “reunión”, ykirtan significa “descripción” o “glorificación”. Por lo tanto, se refiere a la ¡glorificación completa de Krishna!

Para mi sankirtan es todo aquello que te lleva a tener un vínculo estrecho con la Suprema Personalidad de Dios Sri Krishna, ya sea realizando servicios de pujari, cocina, participando en los grupos de nama-hatta y, por supuesto, la distribución de libros. Todo esto nos lleva a una forma de glorificación completa que conocemos como sankirtana.

Carta de Sankirtana: ¿Cómo fueron tus primeras experiencias de sankirtana?, ¿qué te llevo a dedicarte a él?

Syama Sevika Devi Dasi: Yo conocí conciencia de Krishna por medio de un libro de Srila Prabhupada que me dieron unos devotos cuando regresaba de la Universidad. Pasados unos meses conocí al primer devoto en la misma Universidad en que cursaba y él me entregó otro libro: el Bhagavad gita. Estos dos sucesos marcaron mucho mi vida. Leí los libros y, de alguna forma, me conecte mucho con lo que Srila Prabhupada escribía en estos libros. Aunque no entendía mucho de lo que hablaba, algo me decía que tenía que aceptar este conocimiento. Con el tiempo Rupa Vilas das (el mismo devoto que me entregó el Bhagavad gita, y mi hermano espiritual ) me fue invitando a las reuniones de Bhakti Vriksha que se llevaban a cabo en Monterrey y a los pocos meses llegó una flota de sankirtaneros del templo de México DF a Monterrey, donde yo vivía. Con ellos vino una devota que recuerdo mucho, se llama Sarvakanti devi dasi (discípula de SS Guru Prasad Swami), y me invitó a distribuir libros con ella. No me lo pensé dos veces y acepté ir con ella: esta fue mi primera experiencia de sankirtan. Sólo di 8 libros en todo el día, pero me sentía muy feliz por que estaba dándole a la gente un conocimiento que a mi me estaba cambiando la vida.

Al poco tiempo estos mismos sankirtaneros me invitaron a lo que para mi sería mi primer sankirtana viajero: salimos de Monterrey en una camioneta rumbo al DF pasando por muchas ciudades. Los devotos de ese grupo eran muy entusiastas y poco a poco yo me contagiaba de su gran deseo de satisfacer a Srila Prabhupada. Día a día tratábamos de hacer más y mejores resultados para complacer a los devotos.

Llegamos al templo de Sri Sri Radha Madan Gopal en México DF, y el presidente del templo me preguntó si yo pasaría las vacaciones de verano en el templo, ¡a lo que yo le respondí que sí! Le pareció muy bien, y me dijo: “Entonces su servicio será sankirtana”. Recuerdo que me puse súper feliz, pues todas mis amigas del templo salían a sankirtan y ellas solo hablaban de sus experiencias con la gente en la calle, lo cual me entusiasmaba muchísimo. Y así pasamos el verano; cuando llegó el momento de regresar a Monterrey, las devotas me decían: “Tienes que seguir haciendo sankirtana“. Así que, casi siempre que terminaba las clases en la Universidad, salía a sankirtana en Monterrey. Después de esto, verano tras verano, regresaba al templo de México para distribuir libros con los devotos de ese yatra. Hasta que un día le pedí permiso a mi maestro espiritual para quedarme a vivir en el Templo y él dijo que estaba bien, que lo hiciera sólo por seis meses, y después retomara mis estudios. Pero la verdad es que el sankirtana me da una felicidad que no encuentro en ninguna otra actividad, me llena de júbilo y de energía, me hace sentirme útil y así poder cooperar un poquito en la guirnalda de flores que mi Guru le ofrece a diario a nuestro amado Srila Prabhupada. Después se produjeron situaciones muy difíciles en mi vida que hicieron que yo me quedara a vivir en el ashrama de la ciudad de México con el permiso de mi Guru y que hiciera del sankirtan mi profesión, ¡la forma más sencilla de ser feliz!

Nunca voy a olvida a mis primeros compañeros de sankirtan, los llevo en mi corazón y siempre estaré agradecida a ellos por su nectárea compañía. Sin su compañía en esa época, mi vida no sería como es ahora.

Carta de Sankirtana: ¿Qué es lo que te inspira a continuar distribuyendo libros?

Syama Sevika Devi Dasi: Mi maestro espiritual, Srila Bhakti Tirtha Swami, es mi mayor inspiración. Él fue un gran distribuidor de libros, alguien que no medía sus esfuerzos por distribuir los libros de Srila Prabhupada. Siempre nos habló del cuidado y el amor que todos necesitamos, así como de dárselo a los demás. Encuentro en la distribución de libros un conjunto de todo esto. Es la mejor forma de darle a la gente una oportunidad de cambiar su vida, los libros marcan a quienes los leen y poco a poco ellos van cambiando. Muchas veces no entienden lo que están llevando a sus casas (como yo al principio), pero en cuanto llegan y abren el libro, Srila Prabhupada les empieza a predicar, y ahí es cuando la semilla empieza a crecer.

Carta de Sankirtana: Nos gustaría conocer alguna historia peculiar que hayas vivido durante la distribución de libros. ¿Cuáles te marcaron más?

Syama Sevika Devi Dasi: Es difícil recordar, cada una marca de una manera especial mi vida. En una ocasión, durante un maratón de diciembre, encontré a un señor que se llevó el B. gita. Él y su esposa estaban muy entusiasmados por llevarse el libro. Recién acababan de ser padres por primera vez y su esposa deseaba mucho leerlo. A los tres años regresé a ese mismo lugar que se llama San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, en la frontera con Guatemala. Y exactamente en el mismo lugar en que había encontrado a la pareja años atrás, me volví a encontrar con el marido. Lo paré sin reconocerlo y me dijo: “¿Te acuerdas de mí? Yo tomé el B. gitajunto con mi esposa, te acuerdas? Teníamos a nuestra hija recién nacida”. Le respondí que era verdad y le pregunté cómo estaba. “Ahora un poco mejor. Sabes, mi esposa murió un año después de que nos viéramos, pero pudo leer todo el B. gita. Te agradezco mucho que nos lo dieras en ese momento, pues pudimos comprender mejor la situación que vivimos. Ella murió de cáncer y sabía que iba morir pronto. Sin embargo, siempre se mantenía leyendo el B. gita. A mí me ha servido mucho, me ayudó a superar la pérdida de mi esposa y ahora me siento mucho mejor”. Luego añadió: “Y justamente estaba pensado cómo hacer para conseguir otro B. gita? Pues deseo regalarlo a alguien que lo necesita, porque este libro nos ayudo mucho a mi esposa y a mí, y estoy seguro que le ayudara a esta persona”. Entonces el señor se llevo otro B. gita.

Cada día me sorprendo de cómo Krishna nos pone en el momento adecuado y la situación adecuada para dar un libro a cada persona, sólo somos instrumentos en sus manos, Él es el mejor intermediario.

Carta de Sankirtana: ¿Qué consejo le darías a un/a devoto/a que quiere dedicarse a este servicio?

Syama Sevika Devi Dasi: Es difícil dar un consejo; el sankirtana es un servicio muy glorioso que te obliga a relacionarte de manera muy íntima con tu Guru y, si se combina con la adoración de la deidad, se vuelve la mejor experiencia. Más que consejo me encantaría dar un sugerencia: hacer del sankirtana el mejor sándwich, y  complementarlo con más servicios. En mi caso, el tener servicios de pujari hace que vida espiritual esté bien equilibrada. El servicio en el altar me da esa tranquilidad personal que también se requiere en la distribución de libros. Hay muchos otros devotos que lo combinan con el apoyo a programas de prédica congregacional, servicios en la cocina, etc. Incluso hay devotos que lo combinan con sus propios trabajos. Y si alguien se encuentra estudiando, no dejen la escuela: lo mejor es que combinen ambos servicios. La sugerencia es no olvidar las demás cualidades que se puedan tener para servir mejor a tu Guru. Lo mejor es combinarlas y el resultado será perfecto.

Carta de Sankirtana: ¿Por qué es tan importante que se distribuyan libros?

Syama Sevika Devi Dasi: Como decía antes, la gente queda marcada por lo que lee. Srila Prabhupada nos dice: “¿De que sirven tus cinco minutos de prédica si no se llevan un libro? Mejor darles un libro”. Srila Prabhupada es el mejor predicador y solo él puede cambiar el corazón de las personas, nosotros sólo somos sus mensajeros, quienes le ayudamos a cargar sus libros. Como dice el Señor Caitanya en el Cc Adi–lila: “Tengo muchas frutas para distribuir, por favor ayúdame”.

Los libros son las frutas y nosotros solo tenemos que ayudar a distribuirlas, ¿quién quiere tener guardadas estas frutas? Esta es la única forma de poder dar a la gente una forma de obtener un verdadero gusto superior por la vida, una verdadera felicidad trascendental. Eso es lo que ofrece Srila Prabhupada en sus libros.

Carta de Sankirtana: ¿Qué aprendizajes importantes del sankirtana has asimilado en tu vida?

Syama Sevika Devi Dasi: Como decía, el sankirtan me da una felicidad inexplicable, y con ello una enseñanza diaria: desde el esforzarme día a día en mi sadhana, en el servicio a mi esposo en casa, así como el ser muy tolerante con lo que Krishna quiere para cada momento y circunstancia.

Gracias a todos lo devotos que formamos esta gran familia.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s