Entrevista con Bhadra Rupa Dasa

181043_134005763444261_1613067385_n

Bhadra Rupa das es de Perú se dedicó muchos años a la distribución de libros, siendo campéon de diversos maratones. También es un músico y compositor reconocido internacionalmente y actualmente ejerce como profesor en la Universidad de Ginebra (Suiza).

¿Qué es lo que le hace feliz?

Bhadra Rupa Dasa: Expandir las glorias de Dios Padre, Sri Krishna, a la mayor cantidad de gente posible. Esa es la felicidad más elevada que he experimentado como sankirtanero. Cuando me reciba de Doctor en Educación en Suiza, si Krishna lo permite, lo utilizaré directamente para la prédica.

¿Cómo fue su experiencia en la distribución de libros?

Bhadra Rupa Dasa: Por la misericordia de Sri Krishna, gané varios maratones de Srila Prabhupada. Recuerdo que en aquella época, por ejemplo, la persona que quedaba en el segundo lugar solía acumular 3000 puntos, pero yo estaba en el primer puesto con más de 6000 puntos, y sólo con Bhagavad-gitas. ¿Y cómo lo conseguía? Sacaba un permiso oficial del vicerrector de varias universidades de Perú y de esa forma podía entrar en las salas de cualquier facultad. Así que me vestía con un traje muy elegante que me regaló Maha Virya prabhu y entraba a las clases. Un devoto me acompañaba como asistente y entregaba un Bhagavad-gita a cada estudiante, mientras yo daba una clase. En cada aula había, como mínimo, entre 30 y 50 alumnos. Yo daba una clase de 45 minutos y los libros se vendían como pan caliente: en cada aula solían comprar entre 10 y 15 Bhagavad-gita. Esta modalidad de sankirtanano se hacía apenas en Perú, si no también en Boliva, Chile y Argentina.

Este fue mi servicio principal durante varios años: todos los días distribuía muchísimos libros.

¿Cuál era su secreto para distribuir tantos libros?

Bhadra Rupa Dasa: Tener un deseo muy, muy intenso de llorar al Señor Gauranga a cada segundo. En mi caso, cuando le hablaba a los alumnos de las universidades acerca del Bhagavad-gita, deseaba que ellos salieran de la ilusión y fueran realmente felices. Yo no tenía ningún mantra especial. Sólo hay que orar a Krishna por ellos, pues necesitan Su misericordia aunque no lo sepan.

Nos contaron que cuando salías de las aulas los alumnos te aplaudían.

Bhadra Rupa Dasa: ¡Ah, sí! Ya no me acordaba: ¡fue hace 20 años! Si vas con la convicción de que este conocimiento los hará supremamente felices y lo confirmas contando un testimonio personal, y si vas con el deseo de darles este regalo para que sean felices y no con el deseo de ganar el maratón (acción fruitiva), ellos lo sienten y lo aprecian mucho, aunque no se den cuenta. Por eso aplaudían.

¡Apenas hace falta tener un gran deseo de darles esta misericordia! El significado del maratón es entregar misericordia de forma ininterrumpida, a cada segundo.

 

Entrevista conducida por Radhana Rupini Devi Dasi.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s