Entrevista con Avesa Rupa Dasa

facebook

Avesa Rupa Dasa es de España y distribuye libros cada día, hace casi cuarenta años.

¿Cuándo conociste la conciencia de Krishna?

Fue en Barcelona, más o menos en el 75-76. Veía frecuentemente a los devotos en las Ramblas, haciendo harinamaa diario y distribuyendo prasadam (halava). Posteriormente, mientras estaba viajando sin ningún destino ni propósito definido (vivía como un hippie) me los volví a encontrar en Madrid e Ibiza.

¿Cúando comenzaste a hacer Sankirtan?

Después de que los devotos me invitaran repetidas veces a vivir con ellos y decidiera experimentar la vida en el templo. Fue justo después de la partida de Srila Prabhupada. En aquella época animaban mucho a los visitantes del templo (la mayoría sólo íbamos por el prasadam) a que probaran practicar el proceso viviendo en el ashram. En aquellos tiempos había mucha tolerancia y liberalidad entre todos. Después de realizar el curso del programa debhaktas por unas pocas semanas, todos los devotos nuevos empezábamos a salir a distribuir libros, y aquellos que lo hacían más o menos bien, se enganchaban a un grupo de sankirtana viajero que residía fuera del templo y viajaban distribuyendo libros por toda España.

Más que una decisión individual, el templo se organizaba para que el mayor número posible de devotos pudiera ir a distribuir la misericordia. Era una especie de corriente y sólo había que dejarse llevar por ella.

¿Qué es lo que te inspira tanto para salir cada día a distribuir los libros de Srila Prabhupada?

Me parece que más que inspiración, que desafortunadamente no tengo tanta, es la comprensión y la experiencia de lo bueno del sankirtana. Entiendo que es un deber que tenemos con Srila Prabhupada y sus seguidores, porque nos han sacado de la locura, descontrol y degradación de la vida materialista. Por eso deberíamos ser fieles y sinceros en nuestro compromiso con el movimiento.

La verdad es que enfrentarse a las almas condicionadas y ofrecerles libros nos fuerza a recordar a Krishna y depender de Él, no importa lo condicionados que estemos. Cada uno de nosotros tiene un pequeño (o gran) papel en este movimiento, y la esencia de ese papel es compartir y distribuir la Conciencia de Krishna. Así que, de una u otra forma, debemos apoyar la distribución de libros y prasadam, y la difusión del Santo Nombre. Esto nos mantendrá firmemente conectados con la misión y nos salvará (ya nos está salvando) de la degradación materialista.

Con tu gran experiencia seguro que puedes darnos algunos consejos que puedan ayudarnos cuandodistribuimos libros.

Es muy importante no desanimarse cuando las cosas aparentemente no van bien. Lo que más quiere Krishna, es ver una actitud incondicional y un deseo fuerte de cumplir nuestro deber, a pesar de las dificultades mentales, y la negligencia y el rechazo del público. Muchas veces distribuir libros es como tomar chutney: demasiado picante para comerlo, pero demasiado dulce y sabroso como para dejar de comerlo. Al menos deberíamos tener claro que estamos en un proceso profundo de purificación, y que Krishna y los devotos siempre están ahí para animarnos y aceptar nuestro pequeño servicio.

Alguna vez hemos escuchado que el sankirtana  “te hace o te deshace”, pero la verdad es que la prédica nunca nos “deshace”. Simplemente nos enfrenta con nuestras propias impurezas y debilidades, pero por otra parte nos mantiene animados para
continuar. Si aplicamos bien la inteligencia, podremos equilibrarnos y mantener la perspectiva correcta y la visión espiritual en toda la circunstancia.

Uno de los mayores problemas suele ser nuestra mente tan especulativa. Solemos hacer demasiados juicios y consideraciones materialistas externos, pero esto es inútil, porque al final, quien decide las cosas es Krishna, para nuestra gran fortuna. Entiendo que es nuestra convicción la que nos permite seguir adelante, y no dejarse influenciar mucho por las modalidades de la naturaleza.

El servicio devocional es trascendental y extático, simplemente nosotros muchas veces no estamos a la altura requerida. En sankirtana esto se ve clara y constantemente, y por eso es más difícil confundirse y perder la visión: obviamente somos nosotros los que fallamos. De esa manera, nos vemos forzados a practicar la humildad, aunque esta no sea nuestra inclinación espontánea.

Otro gran problema suele ser el apego a los resultados. Estamos condicionados a depender emocionalmente en exceso de los resultados que frecuentemente no consideramos o valoramos lo suficiente, o no somos capaces de evaluar. Sólo la
introspección nos ayudará a ver lo bueno que hay incluso sin mayores buenos “resultados”.

Nuestro entusiasmo debería estar basado en el conocimiento trascendental y no en el número de libros distribuidos, el lakhmi colectado, o la aprobación o desaprobación del público.

¿Te encuentras con mucha gente favorable al movimiento?

No tanta. Hay cada vez más, pero me parece que todavía son minoría. Sin embargo, sí hay cada vez mucha más gente respetuosa y abierta a nuestros valores y forma de vida. A pesar de ser un cambio lento, es un hecho verificable que, en general, la gente tiene menos miedos y prejuicios hacia nosotros. Simplemente están exclusivamente absortos en las actividades ilusorias y nos conocen muy poco.

¿Podrías decirnos unas palabras para que los devotos se animen a distribuir libros durante este maratón?

Sólo que lo intenten y no saldrán desengañados. El sankirtana es una de las mejores maneras de practicar la compasión, la humildad, la tolerancia y la perseverancia.

Al actuar en primera fila, podemos ver claramente lo problemática y miserable que es la forma de vida materialista. La gente está sufriendo cada vez más y no conoce la alternativa para ello. Kali-yuga se está volviendo cada vez más una tremenda máquina implacable que destroza los corazones de la gente y roba las mejores cualidades del ser humano. La gente está perdiendo la fe, y la situación es cada vez más desagradable y
desalentadora.

Nosotros, por nuestra parte, sólo tenemos que cantar, escuchar, bailar y tomar prasadam. Así, podemos dar unos pasos hacia delante ofreciéndoles el mensaje eterno del Señor Caitanya. Cuanto antes y más lo hagamos, mejor será para nosotros y para todos. Es una luna espiritual de bendiciones.

¡Param vijayate Sri Krishna Sankirtana!

.

Entrevista conducida por Dhamananda devi dasi – Revista “Más Cerca”

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s